Ensayo sobre la ceguera y Ensayo sobre la lucidez, de José Saramago.

Lo cierto es que solo he leído el segundo, que es como la continuación del primero... por lo que el primero estará igual o mejor (de hecho es más famoso...).

Aunque alguién pueda decir que un poco espeso de leer, lo cierto es que entre manta y manta hay sentencias de esas que te ponen la sonrisa en la boca. Solo por la mitad de reflexiones que se hacen merece la pena leerlo.

Otro libro que también me gusto mucho fué "La Comunera", de Toti Martínez... simplemente puedo decir que me lo leí en un abrir y cerrar de ojos, por lo que algo bueno tendría...