Muchas personas que salen de viaje con el ánimo de recorrer países o ciudades enteras prefieren hacerlo en un coche de alquiler. Una de las ventajas de hacer un viaje en un coche de alquile es que la persona puede tener la seguridad de estar viajando en un coche que ha recibido mantenimientos preventivos y correctivos constantemente, un coche casi siempre último modelo y además con toda su documentación en total regla.

Las empresas de alquiler de coches suelen brindar una muy buena asistencia también en cuanto a situaciones inesperadas, tales como accidentes, daños en el motor o cualquier parte del coche, o cualquier otra situación que pueda hacer que el coche de alquiler deje de funcionar correctamente.

El negocio de alquiler de coches en Bilbao es altamente competitivo y ofrece una gran oportunidad para quienes desean o necesitan un coche por una corta temporada de tiempo. El costo de un coche de alquile puede variar según diferentes factores, tales como el modelo del coche, la marca, la referencia y las diferentes adiciones tecnológicas que tenga el coche, tales como GPS, equipo con DVD u otros.

Hay que decir que los coches de alquiler tienen una gran ventaja, y es que después de que un cliente regresa el coche a la agencia correspondiente, el coche es sometido a un mantenimiento general y a una revisión de seguridad, por lo que es seguro que cuando el coche está disponible tiene todo en orden.