Para la ciudad de Nápoles, no hay nada ni nadie más cercano a la divinidad que Diego Armando Maradona. Cualquier aficionado al ‘calcio’ de la localidad, ya tenga 60, 30 o 10 años, cantará 'Maradona è meglio ‘e Pelé' (Maradona es mejor que Pelé, en dialecto napolitano) a todo pulmón, en recuerdo de aquel extraordinario jugador que convirtió a un equipo humilde en el mejor de toda Italia en los 80. Esos mismos cánticos han vuelto a sonar desde el momento en que el ‘Pelusa’ puso sus pies en la ciudad partenopea ocho años después de su última visita. "Cómo echaba de menos a los napolitanos", le dice Maradona a sus personas más cercanas.El 'Pibe de Oro' cogió un vuelo desde Dubai, donde reside, hacia Roma para después llegar a la capital de la Campania. Allí asistirá como invitado de honor al San Paolo al encuentro que enfrentará a su Nápoles contra la Juventus el viernes. Ese partido, que puede decidir del 'campionato' italiano, no se lo quería perder Maradona, que volvió a Italia a pesar de sus problemas con el fisco, que siguen sin resolver después de más de veinte años. Hacienda le reclama a Maradona 30 millones de euros por la evasión del IRPF entre los años 1985 y 1990, algo de lo que el argentino siempre se ha considerado inocente."Estoy aquí para reclamar justicia, nunca he matado a nadie. Quiero volver con mi nieto y enseñarle Nápoles, quiero que recuerde a su abuelo por el fútbol, no como evasor. Yo sólo me centraba en saltar al campo y jugar al camisetas fútbol baratas, de mis contratos y mis impuestos se encargaban otras personas". Maradona se refiere a Guillermo Coppola y Marcos Franchi, sus antiguos representantes, y a Corrado Ferlaino y Ellenio Gallo, expresidentes del Nápoles. "Ellos están libres, pero a mí cada vez que vengo a Italia llega la Guardia de Finanzas a confiscarme un reloj o unos pendientes. De esta forma me entraba miedo venir a Italia", confiesa el eterno '10' albiceleste.Su abogado, Angelo Pisani, quiso aclarar que “Diego no es ningún evasor, es un ciudadano libre. Nunca recibió ningún documento en el que figurara lo que debía pagar. Como sucedió con Alemão y Careca, a Maradona también se le tiene que aplicar la nulidad de sus problemas con el fisco. Hoy firmará un acta de autodefensa para extender la nulidad también a él”.'camisetas de messi es buenísimo, pero yo soy el mejor'Maradona superó una marea ingente de aficionados del Nápoles que querían vitorearle, tocarle, abrazarle y puede que robarle un beso. Angustiado por la marabunta, Diego Armando se refugió en su hotel, en la suite, donde se encontró con viejos amigos y compañeros, como Giuseppe Bruscolotti, capitán de aquel Nápoles campeón del ‘Scudetto’. Aun así, tuvo que corresponder a la masa ‘azzurra’ que se agolpaba en los alrededores del hotel y los saludó desde el balcón de la habitación. “El rey ha vuelto”, le gritaban.Ofreció una rueda de prensa en la que levantó la mano para ser candidato a ocupar el banquillo del Nápoles "una vez que Mazzarri decida marcharse. Por ahora sólo puedo respetarlo, porque ha hecho un grandísimo trabajo con su equipo". También ha querido señalar que "la camiseta de Juventus todavía no ha ganado nada, por lo que el Nápoles tiene que ganar el próximo encuentro para meterles presión”.Y como no podía ser de otra manera, fue cuestionado sobre su sucesión en el fútbol argentino, con messi como protagonista. Maradona reconoció que "seguramente sea messi el que lidere a Argentina hacia el tercer Mundial, pero no será fácil. Cuanto más juega, más lo conocen los rivales, como le pasó al la camiseta del barcelona 2013 contra el Milan en Champions". El 'Pelusa', eso sí, colocó al delantero culé un escalón por detrás de sí mismo. "Cada uno estuvo en una época. Para mí es un grandísimo jugador, pero como dijo mi madre, creo que yo siempre he sido el mejor", concluyó antes de despedirse estampando su firma en el acta de autodefensa y en todas las futbol camisetas y balones que le pedían los 'tifosi'.